Atrévete a cambiar el mundo

Descubre como, con muy poco, podemos hacer mucho. La recompensa merece con creces la pena.

Pincha aquí

 

1 Conoce y Participa

%

de españoles participan en acciones sociales

Te animamos a ejercer tu derecho a participar en las políticas públicas, a través de tu participación en movilizaciones, reivindicaciones, plataformas y campañas.

 

 

 

  • Consume productos de comercio justo

  • Consume productos ecológicos

  • Consume productos de proximidad

  • Utiliza las finanzas éticas

  • Viaja de manera responsable

 

 

2 Consume de manera responsable

Comprar implica satisfacer una necesidad o un deseo pero también activar toda una serie de procesos económicos, sociales y medioambientales.

En este sentido, hacerlo de una manera responsable significa cuestionarse a la hora de comprar qué es prescindible y qué no; cuáles son nuestras disponibilidades económicas reales y, después, elegir los productos no sólo por su precio o su calidad, sino también porque son respetuosos con el medio ambiente y porque las empresas que los elaboran cumplen con los derechos humanos y los principios de justicia social.

EL CONSUMO RESPONSABLE, es un hecho consciente, ya que es premeditado y antepone la libre elección a la presión de la publicidad y a las modas impuestas, tiene poder de transformación social, las personas consumidoras tienen el poder de transformar un mero acto de consumo en un verdadero acto de ciudadanía. De esta manera, el consumidor o consumidora responsable puede, a través de sus gestos cotidianos, contribuir a un cambio significativo en las reglas y patrones de producción y consumo de la sociedad. Los poderes públicos tienen la responsabilidad de dictar normas para que la economía sea sostenible, solidaria y respetuosa con los derechos humanos

Una de las opciones de consumo responsable estrechamente ligada a la cooperación es el comercio justo, este video de la Xarxa de Consum Responsable nos cuenta que es.

3 Hazte voluntario/a o Socio/a

Si quieres hacerte socio/a o voluntario/a de Ecosol, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros indicándo cual de las dos opciones te interesa más y te diremos como hacerlo.

4 Amplía tus conocimientos

EL COMERCIO JUSTO

es una forma alternativa de comercio que promueve una relación justa entre productores/as y consumidores/as. Es el resultado de una movilización social que, a través de una práctica comercial de sensibilización, de educación y de una gran movilización social anhela cambiar los actuales modelos de relaciones económicas y participar en la construcción de experiencias alternativas. Los criterios que definen este tipo de comercio son básicamente:

 

1. Creación de oportunidades para productores con desventajas económicas.

La reducción de la pobreza mediante el comercio constituye la parte fundamental de los objetivos de la organización. Ésta apoya a los pequeños productores marginados ya sean empresas familiares independientes, o agrupados en asociaciones o cooperativas. Su objetivo es que puedan pasar de la pobreza y la inseguridad de los ingresos a una autosuficiencia económica y propia. La organización cuenta con un plan de acción para llevarlo a cabo.

 

2. Transparencia y responsabilidad

La organización es transparente en su gestión y en sus relaciones comerciales. Es responsable ante todos sus grupos de interés y respeta la sensibilidad y confidencialidad de la información comercial que le es proporcionada. La organización encuentra medios apropiados y participativos para involucrar a los empleados, miembros y productores en sus procesos de toma de decisiones. Asegura que la información pertinente sea proporcionada a todos sus socios comerciales. Los canales de comunicación son buenos y abiertos a todos los niveles de la cadena de suministro.

3. Prácticas comerciales justas

La organización comercializa con preocupación por el bienestar social, económico y ambiental de los pequeños productores marginados y no maximizan sus ganancias a expensas de ellos. Es responsable y profesional en el cumplimiento de sus compromisos de una manera puntual. Los proveedores respetan los contratos y entregan los productos a tiempo y con la calidad y especificaciones deseadas.

Los compradores de Comercio Justo reconocen las desventajas financieras que los productores y proveedores enfrentan, asegurar que los pedidos sean pagados al recibo de los documentos y de acuerdo con las guías en adjunto. Un prepago de por lo menos el 50% se hace si así es solicitado. Cuando los proveedores del Comercio Justo del Sur reciben un prepago de los compradores, ellos aseguran que este pago sea transferido a los productores o agricultores que hacen o desarrollan sus productos de Comercio Justo.

Los compradores consultan con los proveedores antes de cancelar o rechazar pedidos.

Cuando los pedidos son cancelados por causas ajenas a los productores o proveedores, una compensación adecuada es garantizada por el trabajo ya hecho. Los proveedores y productores consultan con los compradores si hay un problema con la entrega, y aseguran que una compensación sea proporcionada cuando las cualidades y las cantidades entregadas no coinciden con lo facturado.

La organización mantiene relaciones a largo plazo basadas en la solidaridad, la confianza y el respeto mutuo que contribuyen a la promoción y el crecimiento del Comercio Justo. Mantiene una comunicación efectiva con sus socios comerciales. Las partes involucradas en la relación comercial buscan aumentar el volumen comercial entre ellas y el valor y la diversidad de su oferta de productos como un medio de crecimiento del Comercio Justo para los productores con el fin de aumentar sus ingresos. La organización trabaja en cooperación con las otras Organizaciones de Comercio Justo en el país y evita la competencia desleal. Se evita duplicar los diseños de patrones de otras organizaciones sin permiso.

El Comercio Justo reconoce, promueve y protege la identidad cultural y las habilidades tradicionales de los pequeños productores como lo reflejan en sus diseños artesanales, productos alimentarios y otros servicios relacionados.

 

4. Pago de un precio justo

 Un precio justo es aquel que ha sido establecido de mutuo acuerdo por todos a través del diálogo y la participación, que proporciona un pago justo a los productores y también puede ser sostenido por el mercado. Cuando las estructuras de precio de Comercio Justo existen, estos son utilizados como mínimo. Pago justo significa la provisión de una remuneración socialmente aceptable (en el contexto local) considerado por los propios productores como justos, y que tenga en cuenta el principio de igual pago por igual trabajo entre mujeres y hombres. Las organizaciones de Comercio y de Importación de Comercio Justo apoyan el desarrollo de capacidades según sea necesario a los productores, que les permita establecer un precio justo.

 

5. Asegurar ausencia de trabajo infantil y trabajo forzoso

La organización se adhiere a la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, y a la ley nacional/local sobre el empleo de los niños. La organización asegura que no hay trabajo forzoso en su mano de obra y/o miembros o trabajadores a domicilio.

Las organizaciones que compran productos de Comercio Justo de los grupos de productores ya sea directamente o a través de intermediarios aseguran que no se utiliza el trabajo forzoso en la producción y los productores cumplen con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del niño, y la ley nacional/local sobre el empleo de los niños. Cualquier participación de niños en la producción de artículos de Comercio Justo (incluyendo el aprendizaje de un arte tradicional o artesanal) siempre es comunicada y monitoreada y  no  afecta negativamente al bienestar, la seguridad, los requisitos educativos y la necesidad de jugar de los niños.

 

6. Compromiso con la no discriminación, equidad de género y libertad de asociación (sindical)

La organización no discrimina en la contratación, remuneración, acceso a la capacitación, promoción, terminación o jubilación por motivos de la raza, casta, origen nacional, religión, discapacidad, género, orientación sexual, unión de membresía (afiliación sindical), afiliación política. HIV/Sida, estatus o edad. La organización proporciona oportunidades para las mujeres y los hombres a desarrollar sus habilidades y fomenta activamente las solicitudes de las mujeres para puestos de trabajo y para los cargos de liderazgo en la organización. La organización toma en cuenta las necesidades especiales de salud y seguridad de las mujeres embarazas y madres en periodo de lactancia. Las mujeres participan plenamente en las decisiones concernientes al uso de los beneficios resultantes del proceso de producción.

La organización respeta el derecho de todos los empleados a formar asociaciones y afiliarse a sindicatos de su elección y a negociar colectivamente. Cuando el derecho a afiliarse a sindicatos y la negociación colectiva está restringido por la ley y/o el medio ambiente político, la organización permitirá medios de asociación independiente y libre y la negociación para los empleados. La organización asegura que los representantes de los empleados no son objeto de discriminación en el lugar de trabajo Las organizaciones que trabajan directamente con los productores aseguran que las mujeres siempre sean retribuidas por su contribución al proceso de producción, y cuando las mujeres hacen el mismo trabajo que los hombres se les paga con la misma tarifa que a los hombres. Las organizaciones también buscan garantizar que, en situaciones de producción donde se valora menos el trabajo femenino que el trabajo de los hombres, el trabajo de las mujeres sean revaloradas para igualar las tarifas de remuneración y a las mujeres se les permita llevar a cabo trabajos de acuerdo a sus capacidades.

 

7. Asegurar buenas condiciones de trabajo

La organización proporciona un entorno de trabajo seguro y saludable para los empleados y/o miembros. La organización cumple, como mínimo, con las leyes nacionales y locales y convenios de la OIT sobre salud y seguridad.

Las horas de trabajo y las condiciones para los empleados y/o de los miembros (y cualquier trabajador a domicilio) cumple con las condiciones establecidas por las legislaciones nacionales y locales y los convenios de la OIT.

Las organizaciones de Comercio Justo son conscientes de las condiciones de salud y seguridad en los grupos de productores de quienes ellos compran. Ellos buscan, de manera permanente, crear conciencia sobre temas de salud y seguridad y mejorar las prácticas de salud y seguridad en los grupos de productores.

 

8. Facilitar el desarrollo de capacidades

La organización tiene por objeto aumentar los efectos positivos de desarrollo para los pequeños productores marginados a través del Comercio Justo.

La organización desarrolla las habilidades y capacidades de sus propios empleados o miembros. Las organizaciones que trabajan directamente con los pequeños productores desarrollan actividades específicas para ayudar a estos productores a mejorar sus habilidades de gestión, capacidades de producción y el acceso a los mercados locales, regionales o internacionales de Comercio Justo y los mercados principales, como sea adecuado.

Las organizaciones que compran productos de Comercio Justo a través de intermediarios de Comercio Justo en el Sur asisten a estas organizaciones para desarrollar su capacidad para apoyar a los grupos de productores marginados con quienes trabajan.

 

9. Promoción del Comercio Justo

La organización crea conciencia sobre el objetivo del Comercio Justo y de la necesidad de una mayor justicia en el comercio mundial a través del Comercio Justo. Aboga por los objetivos y las actividades de Comercio justo de acuerdo con el ámbito de alcance de la organización. La organización ofrece a sus clientes información sobre sí misma, los productos que comercializa, y las organizaciones de productores o socios que elaboran o cosechan los productos. Se utilizan siempre técnicas honestas de publicidad y de comercialización.

 

10. Respeto por el medio ambiente

Las organizaciones que producen productos de Comercio Justo maximizan el uso de materias primas de fuentes gestionadas en forma sustentable en sus áreas de distribución, comprando a nivel local cuando sea posible. Utilizan las tecnologías de producción que buscan reducir el consumo de energía y en lo posible las tecnologías de uso de energías renovables que reduzcan al mínimo las emisiones de gases de efecto invernadero. Ellos tratan de minimizar el impacto de sus residuos sobre el medio ambiente.

Los productores de productos agrícolas de Comercio Justo minimizan sus impactos ambientales, mediante el uso de plaguicidas orgánicos o de bajo uso de pesticidas en los métodos de producción siempre que sea posible.

Los compradores e importadores de productos de Comercio Justo dan prioridad a la compra de productos elaborados con materias primas que se originan a partir de fuentes gestionadas sosteniblemente, y tienen el menor impacto global sobre el medio ambiente.

Todas las organizaciones utilizan materiales reciclados o fácilmente biodegradables para el embalaje en la medida de lo posible, y los productos son enviados por mar, siempre que sea posible.

EL CONSUMO RESPONSABLE

Tal y como establecíamos en la justificación de la alternativa seleccionada: El poder que tenemos las personas como consumidoras, está actualmente infravalorado, si realmente nos propusiéramos cambiar nuestros hábitos de consumo ajustándolos a necesidades reales y optando en el mercado por opciones que favorezcan la conservación del medio ambiente y la igualdad social, estaríamos contribuyendo realmente a la consecución de un mundo más justo.

Algunos de los puntos a tener en cuenta en el consumo responsable son:

  • Considerar el impacto ambiental desde el punto de vista del ciclo de vida del producto a comprar, valorando los procesos de producción, transporte, distribución, consumo y residuos que deja el producto.
  • Determinar la huella ecológica que determinado estilo de vida y consumismo producen.
  • Determinar qué empresas, productos y servicios, respetan el medio ambiente y los derechos humanos para preferirlos frente a otros que no cumplan con los citados requisitos.
  • Plantear el tipo de comercio que se desea favorecer.
  • Asegurar la calidad de lo comprado.

Consejos para un consumo responsable:

  1. Ser ecologista y evitar la contaminación.
  2. Antes de comprar algo, reflexiona detenidamente si realmente se necesita comprarlo o si solo te estás guiando por la publicidad.
  3. Si te decides a comprar algo, averigua muy bien de qué materia prima se fabrica, de qué manera su proceso de manufacturación impacta al medio ambiente y si genera algún daño o injusticia social.
  4. También considera qué impacto al medio ambiente y al entorno social (especialmente el cercano a ti) tiene el uso de lo que piensas comprar.
  5. Cada vez que compres algo, debes considerar también el impacto causado por los residuos y la basura que genera.
  6. Evita los productos de “usar y tirar”, si no son estrictamente necesarios.
  7. Rechaza las bolsas de plástico que dan en supermercados y comercios. Si puedes, al hacer la compra, lleva tus propias bolsas de tela, de papel, de cartón o, incluso, las de plástico usadas anteriormente hasta que sean inservibles.
  8. Compra el contenido y no el envase. Muchas veces se paga más por todo lo que implica la fabricación y la eliminación de los envoltorios, que se tiran directamente a la basura, que por el contenido.
  9. Recicla antes que comprar, muchas de las cosas que están para tirar pueden volver a utilizarse de otras maneras y formas (usa tu imaginación).
  10. Evita las latas y los productos muy envasados. Las fiambreras y los tarros de cristal son una forma más ecológica que guardar los alimentos en plástico y aluminio.
  11. Dar prioridad a productos con envases retornables o reutilizables.
  12. Si utilizas artículos desechables, que sean de materiales compostables, biodegradables o, en todo caso, reciclables. Por ejemplo platos, vasos, cubiertos, bolsas, bolígrafos desechables de materiales compostables, como bioplásticos, en lugar de plásticos.

Estas recomendaciones o medidas, y muchas más, se consideran como prioritarias para el consumo crítico, consciente y responsable, tanto a nivel personal como profesional o empresarial.

LA AGRICULTURA ECOLÓGICA

es una modalidad de agricultura basada en la utilización de recursos naturales. Por lo tanto no se utilizan productos químicos de síntesis como adobos, fungicidas, herbicidas ni tampoco organismos genéticamente modificados ni otros tipos de aditivos. Se puede decir que es una vuelta a las técnicas tradicionales de cultivo.

 

Esta cura a la hora de cultivar tiene como finalidad el respeto al medio ambiente, a la salud y al bienestar del consumidor y la consumidora. Supone además un reencuentro con el medio natural, una diversificación del cultivo y una utilización de técnicas no agresivas con la tierra.

 

Entre sus objetivos encontramos:

  • Producir alimentos libres de residuos químicos
  • Hacer la mejora de los productos seleccionándolos de manera natural, no modificándolos genéticamente
  • Trabajar de manera integrada respetando el entorno.
  • Mantener y mejorar la calidad de la tierra
  • Utilizar el mayor número posible de recursos renovables y de carácter local.
  • Mantener las diversidades y variedades de cada producto
  • No contaminar
  • Que los agricultores/as tengan buenas condiciones de trabajo y estén correctamente remunerados/as

 

LA BANCA ÉTICA O BANCA ALTERNATIVA

pretente conseguir dos objetivos al mismo nivel: financiar actividades económicas que tengan un impacto social positivo y obtener beneficios. Surge frente a la banca tradicional por diferentes motivos:

  • Aparecen ciertas disconformidades con los instrumentos financieros existentes
  • Hay una necesidad de alternativas a las relaciones económicas internacionales existentes
  • Hay urgencia en facilitar créditos a iniciativas de carácter social que no tienen acceso a crédito.
  • Posibilidad de practicar inversiones coherentes con determinadas maneras de pensar.

 

Los diferentes bancos éticos, a la hora de decidir el uso que hacen del dinero, adoptan una serie de criterios que pueden ser tanto positivos como negativos.

Como negativos podemos nombrar:

  • Fabricación de armamento
  • Trabajo infantil
  • Explotación laboral
  • Destrucción del medio ambiente
  • Producción de tabaco y alcohol
  • Empresas de juego
  • Comercio y distribución de estupefacientes

 

Como criterios positivos podemos citar:

  • Iniciativas de colectivos en riesgo de exclusión social
  • Empresas dedicadas a la mejora del medio ambiente
  • Cooperativas de producción de artículos de comercio justo
  • Iniciativas que mejoren el entorno social

 

Sabemos que la banca hace de intermediaria entre los que ahorran y los solicitantes de financiación. Es por esto que como ahorradores necesitamos saber que se hace con nuestro dinero. Una sociedad realmente democrática debería de tener la necesidad de saber dónde van sus inversiones.

La Banca Ética es una realidad que demuestra que las finanzas son perfectamente compatibles con la ética y el beneficio social. La existencia de bancos éticos no puede hacernos olvidar nuestro derecho, como usuarios de la banca tradicional, de exigir que se apliquen una serie de criterios en las políticas de inversión. Es necesaria una mayor exigencia con las Cajas de Ahorros.

Es muy importante no confundir los bancos éticos – nacidos con una verdadera vocación social – con las estrategias publicitarias que utiliza la banca tradicional aprovechando la buena voluntad y la sensibilidad de muchas personas creando tarjetas, libretas y fondos solidarios. Incluso conducen en el caso de las tarjetas a mensajes paradoxales… “cuanto más consuma con esta tarjeta, más solidario me sentiré”.

También hay que mencionar la aparición de “Fundaciones” de multinacionales que financian convocatorias de ayudas a proyectos en el Tercer o Cuarto Mundo… Fundaciones Carrefour, Fortuna 0,7 …

EL TURISMO RESPONSABLE

es un movimiento social a favor de un turismo sostenible y que tiene tres ámbitos de actuación. Por una parte, denunciar los impactos negativos que el turismo comporta o puede suponer en las sociedades anfitrionas y en su medio ambiente, e implicarse en el acompañamiento y la solidaridad con los colectivos afectados. Por otra parte, establecer modelos de desarrollo turístico sostenibles y específicos para cada zona de destino. Y en tercer lugar, valorar y reclamar la responsabilidad de todos los agentes que participan en el proceso turístico (viajeros/as, anfitriones/as, tour-operadores/as e instituciones públicas) a la hora de favorecer modelos turísticos sostenibles.

 

El turismo, como cualquier otro sector económico, puede contribuir al desarrollo de una región o generar impactos muy negativos; todo depende del modelo aplicado y de su gestión. Pero históricamente, ha provocado más problemas que soluciones, y especialmente entre los sectores de población más vulnerables y en los ecosistemas. Frente a las posiciones que reducen el problema a la instroducción de mecanismos correctores y continuan considerando el turismo como un motor de crecimiento económico, entendemos que la relación entre turismo y desarrollo es más compleja.

 

Como efectos negativos del turismo convencional podemos mencionar:

  • Mercantiliación y depredación de los bienes culturales y ecológicos (cosificación de las personas y las culturas, convertidas en objeto de consumo)
  • Abandono de las actividades productivas tradicionales (incompatibilidad de actividades, presión del ingreso económico monetario fácil)
  • Introducción de nuevas pautas de consumo (consumismo de bienes innecesarios)
  • Desestructuración social (cuestionamiento de autoridades y liderazgos tradicionales, surgimiento de nuevos, nuevas tensiones labradas en las comunidades, etc)
  • Aculturación (perdida de valores culturales y conocimientos y substitución acrítica de los mismos por otros propios de la cultura occidental)
  • Expropiaciones y desplazamientos de población
  • Robo de patentes genéticas
  • Agresiones irreversibles al medio ambiente
  • Comercio sexual de menores

 

Efectos positivos de experiencias turísticas:

  • refuerzo de un poceso previo de organización comunitaria, en el que el turismo ha servido de oportunidad para la reflexión y el aprendizaje
  • Ingresos económicos adicionales, gestionados colectivamente
  • Conocimiento y acceso a información de otras realidades
  • Capacitación profesional informal
  • Establecimiento de relaciones solidarias e interculturales con grupos de personas de otros paises

 

Criterios para un turismo justo

  1. El Turismo Justo ha de partir de la situación de explotación, marginación e injusticia que padecen las poblaciones receptoras y de análisis de las causas y posibles soluciones. Basándose en este enfoque, ha de plantearse permanentemente la cuestión de cómo gestionar viajes justos en entornos de pobreza
  2. La población, las comunidades, han de poder decidir libre y soberanamente qué modelo de desarrollo turístico desean, si es que desean algún modelo
  3. La població ha de ser considerada como la actriz principal, verdadera protagonista y primera beneficiaria de la actividad turística. Eso significa, entre otras cosas, que el poder real, entendido como capacidad de decisión y de control de los recursos y beneficios, corresponde y queda en mano de las comunidades de acogida
  4. El turismo no és más que un instrumento al servicio del desarrollo, un instrumento que no garantiza por si mismo dicho desarrollo. Las iniciativas turísticas han de formar parte y estar enmarcadas en planes de desarrollo que refuercen el control de los pueblos indígenas sobre sus territorios ancestrales y sus recursos y garanticen la satisfacción de las necesidades básicas y del resto de dimensiones sociales, económicas, culturales y medioambientales propias de un desarrollo humano integral.
  5. El Turismo Justo se aparta de la lógica de mercado neoliberal y apuesta por fórmulas de gestión comunitaria y economia social basadas en la participacón, la toma de decisiones democrática y la redistribución equitativa de los recursos.
  6. La formación política y la capacitación técnica de los recursos humanos comunitarios y el reforzamiento de sus estructuras organizativas propias resultan requisitos imprescindibles para una gestión democrática y profesional de los procesos de desarrollo. Dentro de este marco, las funciones de asistencia, asesoria y acompañamiento técnico son especialmente importantes.
  7. Es necesario realizar estudios económicos, ecológicos, sociales y antropológicos previos a la puesta en marcha de cualquier iniciativa tuística. Su principal criterio orientador seria la definición de estrategias y políticas activas de reducción de impactos. En gran parte de los casos, el Turismo justo ha de ser un turismo a pequeña escala.
  8. El Turismo Justo ha de ser compatible con el resto de actividades económicas tradicionales propias de la zona. Concebimos el Turismo Justo como complemento, no como sustituto, y mucho menos como solución única, a los problemas de explotación y exclusión que afectan a las comunidades.
  9. El establecimiento de alianzas y la conformación de redes locales y nacionales que involucren al mayor número posible de actores públicos y privados potencialmente implicados en la actividad turística resultan, también, fundamentales.
  10. Esta estrategia de trabajo en red ha de entenderse en el ámbito internacional tanto en sentido Sur – Sur como Sur – como en sentido Norte. El intercambio de experiencias, la promoción de buenas prácticas turísticas, el lobby sobre los centros de toma de decisiones y la incidencia sobre las tendencias de la demanda serían temas centrales para el trabajo conjunto en este nivel.
  11. Además de los cambios estructurales, el Turismo Justo requiere por el lado de la demanda un tipo de turista más y mejor informado, formado y sensibilizado sobre la realidad que va a conocer. Un turista que conoce, reconoce y valora las características de la cosmovisión de las poblaciones receptoras y su concepción del territorio y de los recursos; un turista que asume valores, compotamientos y actitudes acordes con este fin, entre ellos la igualdad, el respeto y el reconocimiento de las personas y el entorno. Sólo así haremos del viaje un encuentro verdaderamente intercultural, equitativo y mutuamente beneficioso.
  12. Las organizaciones solidarias del Norte pueden ejercer un papel importante en este proceso, estableciento coordinada y transparentemente con las organizaciones locales receptores del diseño del viaje y canalizando y potenciando la solidaridad de los viajeros a su vuelta. Entendemos el Turismo Justo como una potente herramienta de sensibilización, concienciación y dinamización de nuestras sociedades.

¿Necesitas más información?

Si necesitas más información o simplemente quieres contarnos tu proyecto o idea, ven a vernos!
Contacto