Consolidando un sistema local de transformación de productos lácteos y el sistema de micro crédito rural dirigido al incremento de la renta de 118 mujeres campesinas/productoras de leche en el municipio de Yotala, (Bolivia)

Detalles del proyecto

País / área geográfica Bolivia
Entidad financiadora Fundación Abargues
Duración 12 meses
Socios Locales Fundación Nord Sud
Presupuesto 53.965 €

Breve descripción del proyecto

ECOSOL es una Organización no Gubernamental para el Desarrollo española con más de 19 años de trabajo en países empobrecidos que busca favorecer procesos de desarrollo económico sustentable que conduzcan al mejoramiento de la calidad de vida de las personas, con relaciones de equidad, a la reducción de la pobreza y a la preservación de los recursos naturales, bajo un enfoque basado en los derechos humanos. Por otra parte, PETJADES busca estar inserta en procesos de desarrollo local, contribuyendo a la promoción e implementación de Planes de Desarrollo Integral, promoviendo el desarrollo de las capacidades humanas y productivas, trabajando como prioridades horizontales tanto la igualdad de genero como la situación medio ambiental y así posibilitar el acceso de la población menos favorecida a una vida mas digna, la inserción económica y social de los pobres, en condiciones de equidad y para garantizar una forma de desarrollo sostenible. Ambas organizaciones, En Bolivia, acompañan procesos de desarrollo desde hace ya unos 10 años, principalmente en las regiones más pobres del país y Suramérica (Chuquisaca y Potosí), con proyectos en los sectores de seguridad alimentaria y desarrollo del tejido económico. Nuestro socio local actual en el país es CREDIFUTURO, Organización No Gubernamental Boliviana con más de una década de trabajo en el sector desarrollo económico local y el microcrédito con impacto en la generación de empleo digno y mejora de los ingresos familiares de poblaciones campesinas e indígenas.

El proyecto para el cual solicitamos la subvención se ubica en el Municipio de Yotala, Provincia Oropeza, departamento de Chuquisaca en Bolivia. Municipio con un Índice de Desarrollo Humano inferior al 0,38 es decir considerado extremamente pobre. Con una población de unos 9.497 habitantes de los cuales 51% son mujeres y 49% son hombres, que agrupan a unas 2.297 familias campesinas e indígenas. Este municipio rural tiene entre sus pocas expectativas de desarrollo a la lechería, migración (Argentina y España) y la avicultura como actividades productivas principales. El proyecto dará continuidad al trabajo iniciado entre ECOSOL, PETJADES y CREDIFUTURO para el fortalecimiento del sector de la lechería con participación directa de las mujeres campesinas, para ayudar en la solución de dos problemas centrales, (i) por un lado el acceso oportuno y ágil al microcrédito individual y/o grupal para la compra de insumos y alimento para las vacas en época seca de invierno; (ii) mejorar el precio de la leche que en estos momentos se encuentra casi al mismo nivel del costo de producción. Estos dos factores están provocando que las productoras corran riesgo de quebrar en sus pequeñas granjas y al mismo tiempo esto provocaría un desabastecimiento de leche como producto de primera necesidad en la seguridad alimentaria de las familias de la región y principalmente de la infancia que la consume.

De manera concisa solicitamos los fondos a la Fundación Abargues para implementar y equipar en el lapso de 12 meses una microempresa de procesamiento de productos de Lácteos -para la producción de Yogurt, nata, quesos, mantequilla y helados-; acompañado de un sistema de microcrédito rural-con condiciones favorables para las 118 mujeres campesinas con las que trabajamos-. Estas inversiones ayudarán a mejorar el precio de la leche hasta en un 30% para las mujeres que participen en el proyecto y desde luego los ingresos familiares; por dos vías, (i) las 118 mujeres productoras podrán acceder a crédito en el momento oportuno para comprar en el precio más bajo los insumos que necesitan y evitar la especulación; y por otro lado la planta de transformación de la leche permitirá la producción de productos con valor agregado, es decir con un precio mayor hasta en un 200% en comparación al de la leche cruda en el mercado local, por lo tanto podrá pagar a las productoras un precio más justo por su leche. La infraestructura de la planta de procesamiento ya existe, pero funciona de manera muy deficiente ya que no cuenta con equipamientos adecuados y que garanticen la inocuidad. Con este fin un 60% de los fondos solicitados los utilizaremos para la compra de equipos semi industriales de fácil manejo que no existen en esta región; y por otro lado todos los gastos recurrentes y los fondos de microcrédito serán aportados en parte por la Fundación y el socio local. Serán beneficiadas de manera directa 118 familias campesinas que estarán siendo representadas por las mujeres, que son líderes en el rubro de la lechería.