Edición guía práctica para incorporar el medio ambiente de forma transversal en el ciclo del proyecto.

Breve descripción del proyecto

El texto, con sus limitaciones, pretende ser una guía práctica que ayude a los/as responsables de proyectos de desarrollo a incorporar el medio ambiente de forma transversal en el ciclo del proyecto. Está diseñado para ser utilizado por todos/as los actores y actrices que participan en el proceso de identificación, formulación, seguimiento y evaluación de un programa o proyecto de cooperación al desarrollo.

Sus objetivos son buscar un marco para una aplicación preventiva de la protección ambiental, respetando las especificidades de cada acción concreta, dotando de los requisitos técnicos necesarios para incorporar la sostenibilidad ambiental a los procesos de desarrollo.

Para ello se busca identificar y corregir con anticipación los posibles impactos ambientales negativos derivados de acciones humanas , optimizar aquellos de carácter positivo, así como, asegurar que los elementos y recursos ambientalmente susceptibles de ser afectados se describan y evalúen, considerando todas las medidas necesarias para su protección.

La experiencia internacional ha demostrado ampliamente que es fundamental desarrollar una herramienta de gestión preventiva, que provea las capacidades para identificar y corregir anticipadamente problemas ambientales o situaciones conflictivas que tiendan a provocar niveles de insatisfacción o deterioro de la calidad de vida de la población, por este motivo, esta guía propugna un enfoque a largo plazo y propone y garantiza una visión que hace que las acciones sean ambientalmente satisfactorias.

La metodología utilizada es una metodología comparativa entre las situaciones ambientales existentes y aquellas que surgirán como resultado de la implementación del programa o proyecto de desarrollo. La comparación sirve para identificar tanto los impactos positivos y los beneficios ambientales que surgen de realizar el proyecto, como aquellos de carácter negativo que deben manejarse para evitar la degradación del ambiente. Lo más significativo es la incorporación de medidas de mitigación y minimización de impactos negativos.