En los últimos años, el movimiento por un Comercio Justo (CJ) en el Estado español ha conocido un crecimiento más que notable. Los lugares de venta han dejado de identificarse exclusivamente con las tiendas de las propias organizaciones de CJ para incluir desde establecimientos de productos biológicos,  grandes superficies comerciales y la venta por internet.

Si bien estos hechos refuerzan la diversidad y heterogeneidad del Comercio Justo, pueden dificultar la identificación de éste por parte de las y los consumidores y ciudadanos.

Es por esto que la CECJ estableció un “Sistema de membresía y garantías” que tiene por objetivo asegurar que las prácticas y los hechos de las entidades que la componen son conformes al movimiento de CJ.

Así este Sistema de membresía y acreditación establece los principios, criterios y condiciones que deben cumplir las entidades para poder ser consideradas miembros de la CECJ y, por consiguiente, poder ser reconocidas públicamente por ésta como Organizaciones de Comercio Justo.

Deja un comentario