Socios Locales: Guaman Poma de Ayala

País / área geográfica: Perú

Entidad financiadora: Generalitat Valenciana 2009

Duración:  24 meses

Presupuesto: 464.654,40€

 

Breve descripción del proyecto:

El Proyecto Piloto de Vivienda Social Productiva en un tugurio de uno de los barrios tradicionales del Centro Histórico de Cusco, propone generar un proceso sostenible y replicable que permita reinsertar dinámicamente al sector a intervenir dentro de la estructura urbana del centro histórico, y que posibilite la permanencia de la población de bajos ingresos en sus predios. Para ello se hará un rediseño total del lote matriz y se plantearán viviendas que cubran las necesidades de las familias y posibiliten actividades económicas con las que puedan pagar el sistema de financiamiento que se propone.

El enfoque integrado de la problemática de vivienda social en el Centro Histórico de Cusco que propone el proyecto piloto, permite encontrar soluciones innovadoras y replicables basados en los siguientes pilares fundamentales: uno, la mejora de las condiciones de vida de los residentes a través de la construcción de nuevas unidades habitacionales en espacios precariamente ocupados; dos, la recuperación del valor patrimonial y cultural de los barrios tradicionales, no con el afán de convertirlos en un museo, sino, por el contrario, de convertirlos en un área dinámica y viva con nuevas oportunidades de generación de ingresos; tres, la generación de alternativas de financiamiento para su replicabilidad; cuatro, el logro de la sostenibilidad del proceso a través de una gestión democrática que refuerce la identidad y compromiso de la población en el rescate de su patrimonio y mejoramiento de las condiciones de habitabilidad.

Todas las viviendas contarán con una zona de uso complementario productivo para la generación de ingresos. Complementariamente se plantea la implementación de módulos de servicios higiénicos en casonas tugurizadas ubicadas en los cuatro barrios tradicionales del centro histórico de Cusco. A la vez se renovará las redes de alcantarillado que actualmente tienen una antigüedad de 200 años, estando obsoletas y precarias la mayoría para un adecuado uso actual.

El proyecto contempla además la implementación de un programa de capacitación que acompañará todo el proceso, donde participará la población beneficiaria directa, los líderes de las juntas de vecinales, líderes de las organizaciones juveniles, otras organizaciones sociales como comerciantes, empresarios, etc así como funcionarios y Autoridades locales, estos últimos como estrategia para incorporar la experiencia a los lineamientos del Plan Maestro de Centro histórico.